Pasteurización

/Pasteurización
Pasteurización2020-05-31T10:03:46+00:00
pasteurización

Método de pasteurización

  1. Vierte la leche cruda en una olla con capacidad suficiente, de acero inoxidable (no aluminio).
  2. Calienta a fuego lento, revolviendo con una espumadera o cuchara de acero inoxidable hasta llegar a 63-65°C.
  3. Revisa la temperatura constantemente.
  4. Retira la leche de la fuente de calor.
  5. Deja reposar la leche por 30 min., con la olla tapada.
  6. Enfríala rápidamente poniendo la olla en un “baño maría” inverso. Esto puede hacerse poniendo la olla en el lavaplatos con agua fría y renovando el agua cada cierto rato.
  7. En el intertanto lava tus contenedores con agua caliente y detergente. Déjalos muy secos.
  8. Una vez que la temperatura de la leche haya disminuido a una temperatura cercana a los 20°C, viértela en los contenedores, ciérralos muy bien y guárdalos en el refrigerador.
  9. Esta leche debiera durar unos 4-5 días
  10. La leche cruda también debe guardarse en el refrigerador y debe utilizarse durante los primeros 3-4 días posteriores a su ordeña.

(*recomendado por doctores a mujeres embarazadas y niños pequeños)

¿Qué es la pasteurización?

La pasteurización o pasterización​ es un proceso térmico que es realizado en líquidos (generalmente alimentos) con la intención de reducir la presencia de agentes patógenos (como por ejemplo ciertas bacterias, protozoos, mohos, levaduras, etc.) que éstos puedan contener. Tal proceso de calentamiento lo llevó a cabo por primera vez, el científico químico francés Louis Pasteur, a quien le debe su nombre, junto a Claude Bernard el 20 de abril de 1864.

Uno de los motivos del tratamiento térmico es una «esterilización parcial» de los alimentos líquidos, alterando lo poco posible su estructura física, sus componentes químicos y sus propiedades organolépticas. Tras la operación de pasteurización, los productos tratados se enfrían rápidamente y se sellan herméticamente con fines de seguridad alimentaria; por esta razón, es básico en la pasteurización el conocimiento del mecanismo de la transferencia de calor en los alimentos. A diferencia de la esterilización, la pasteurización no destruye completamente las esporas de los microorganismos, ni elimina todas las células de microorganismos termofílicos.